Clínica Médica Indautxu en Bilbao cuida de ti

Tipos de dietas: ¿Cuáles puedes encontrar?

Cuando nos vemos en la situación de empezar una dieta para perder peso, nos encontramos ante una infinidad de tipos de dietas que nos hacen dudar sobre cuál será más beneficiosa para nosotros.

¿Cuáles son los tipos de dietas más frecuentes?

A continuación vamos a detallarte los distintos tipos de dietas que puedes encontrar.

Dieta hipocalórica

La dieta hipocalórica permite comer de forma equilibrada y saludable mediante el control de la ingesta de calorías, que varían dependiendo de nuestras características físicas y nuestro grado de actividad. En este tipo de dieta, se realizan cinco comidas al día y no se evita ningún grupo de alimentos, excepto aquellos como el azúcar y las grasas saturadas. Estos parámetros son aptos en una dieta para diabéticos, puesto que, además de repartir las comidas a lo largo del día,  limitan la cantidad de grasa, azúcares y sal que ingerimos, y permite consumir una gran variedad de frutas y verduras.

Dieta por puntos

La dieta por puntos es una buena opción para aquellos que están aburridos de todas las dietas y quieren probar algo nuevo. En este tipo de dieta, también se consumen todos los grupos de alimentos de forma equilibrada y, para ello,  cuenta con una tabla de puntos que los clasifica según sus características. El objetivo de este plan de alimentación es no sobrepasar los puntos indicados al cabo del día. En esta dieta no hay alimentos prohibidos, pero siempre hay que evitar aquellos como bollería o embutidos grasos, porque su alta puntuación puede hacer que alcancemos la totalidad de los puntos, o los sobrepasemos, con sólo probarlos.

Dieta paleo

La dieta paleo, también llamada dieta paleolítica, prácticamente se ha convertido en un estilo de vida. Consiste en volver a aquellos orígenes en los que la alimentación se basaba únicamente en lo que se cazaba y recolectaba. Por ello,  este tipo de dieta elimina los alimentos procesados y evita algunos grupos como cereales o lácteos, y basa la alimentación en carnes, pescados, frutas y verduras, que proporcionan un alto grado de energía. Aunque puede ser una buena opción, hay que encontrar el equilibrio en el consumo de estos productos, ya que un consumo excesivo de carne también puede ser perjudicial

Dieta proteica

En la dieta proteica, se limita la alimentación a aquellos alimentos que son altos en proteínas, como la carne, el pescado y los derivados lácteos. Este tipo de dieta, que llega a excluir grupos de alimentos tan fundamentales como las frutas y las verduras, puede llegar a ocasionar graves problemas de salud. Algunas de las carencias más graves de esta dieta son la falta de hidratos de carbono y de fibra, imprescindibles para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Esta restrictiva dieta posibilita perder kilos fácilmente a costa de nuestra salud y puede llegar a perjudicar gravemente nuestro metabolismo.

Dieta detox

El término “detox” se ha convertido en una palabra que está en boca de todo el mundo, pero lo cierto es que este tipo de alimentación no puede sostenerse en el tiempo. Este tipo de dieta surge en los últimos años como una forma de depurar nuestro organismo, y se basa en el consumo exclusivo de líquidos durante, al menos, un día completo a la semana. Un consumo exclusivo de líquido no sólo no aporta la cantidad de energía necesaria para el funcionamiento del organismo, sino que puede provocar desequilibrios en componentes tan necesarios como el calcio, el potasio o el sodio.

Dieta alcalina

También conocida como la dieta del pH y promocionada como la dieta “anticáncer”, este tipo de dieta es la última revolución entre los famosos.  La dieta alcalina promete depurar el organismo y, además, ser un fuerte protector contra posibles tumores, basándose en el consumo de alimentos que tienen supuestos efectos sobre la acidez de los fluidos de nuestro organismo. El punto a favor de esta dieta es que aboga por alimentos como cereales, frutas, verduras y legumbres, pero con una restricción tan amplia en el resto de alimentos que no es una opción saludable.

Tipos de dietas

Desconfía de las dietas milagrosas

Este tipo de dietas, a las que podemos añadir la de la piña o la alcachofa, la de las 500 calorías o la disociada, entre otras muchas, son las llamadas dietas milagro. Nos instruyen sobre cómo perder peso de una manera rápida, pero se convierten en armas de doble filo, ya que, además de provocar problemas de salud, conllevan un efecto boomerang con el peso, lo que implica que después de perder peso muy rápido no sólo lo volvemos a recuperar, sino que es posible que lo aumentemos.

No hay que olvidar que una dieta no sólo significa perder peso, sino alcanzar hábitos de vida saludables que perduren en el tiempo y nos ayuden a mejorar nuestra salud.

¿Qué tipo de dieta es mejor para mí?

La recomendación es siempre acudir a personal especializado en nutrición, que nos aconsejará sobre cómo adelgazar de la manera más saludable y que mejor se adapte a nuestras características físicas y médicas. Puedes solicitar información acerca del servicio de nutrición de la Clínica Indautxu en el siguiente formulario de contacto.

convalecencias médicas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.