Clínica Médica Indautxu en Bilbao cuida de ti

Astenia primaveral: ¿tiene que ver con las alergias?

blog-cabecera

La astenia primaveral es considerada un trastorno adaptativo a las nuevas condiciones ambientales características de esta estación. Factores como la inestabilidad y los cambios bruscos de tiempo son algunos de sus causantes. Como también lo son el mayor número de horas de luz.

Todas estas circunstancias inducen cambios en el organismo, que alteran la secreción de hormonas como el cortisol, la melatonina y las endorfinas. Dichas alteraciones hormonales afectan al ritmo biológico, que deberá adaptarse a las nuevas condiciones ambientales, que exigen mayor energía.

Dependiendo de cada persona, la astenia suele desaparecer por sí sola en una semana o dos. No obstante hay patologías como las alergias, que pueden intensificar sus síntomas y hacer que perduren más en el tiempo.

Conoce los síntomas de la astenia primaveral

Los síntomas de la astenia primaveral, que son más comunes entre las mujeres y las personas alérgicas, pueden provocar:

  1. Sensación de fatiga, cansancio, falta de energía y somnolencia durante el día.
  2. Alteraciones del sueño, sobre todo dificultad para conciliarlo.
  3. Ansiedad y tristeza sin motivos aparentes.
  4. Mayor grado de irritabilidad o grandes cambios de humor.
  5. Pérdida del apetito y como consecuencia, pérdida de peso.
  6. Dolores musculares y de cabeza, especialmente cefaleas.
  7. Disminución de la libido.
  8. Problemas para concentrarse y falta de motivación.

Como hemos comentado, la mayoría de estos síntomas suelen ir remitiendo poco a poco sin necesidad de tratamiento. No obstante hay hábitos como reducir el estrés, seguir una dieta equilibrada y dormir al menos 7 horas, que ayudan a reducir sus efectos.

Para poder hacer frente a la astenia primaveral es importante anticiparse al cambio horario. Es decir, adaptar gradualmente la rutina, siguiendo unos horarios de comida y sueño lo más regulares posible.

También ayudará a combatir sus síntomas el ejercicio físico moderado. Practicar deportes como yoga o natación es una buena alternativa para reducir el estrés y disfrutar de un sueño más reparador.

Además de llevar una dieta equilibrada, ésta ha de estar adaptada a las nuevas condiciones ambientales. Con la subida de temperaturas es recomendable reducir los alimentos hipercalóricos y aumentar el consumo de fruta y verdura frescas. Y por supuesto, apostar por una correcta hidratación, ya que al sudar más el organismo necesita más líquidos.

Es preferible no tomar vitaminas o al menos no automedicarte. Si sigues una dieta adecuada, tu organismo ya dispondrá de las vitaminas que necesita. De manera que si empiezas a tomar cualquier complejo vitamínico, puedes empeorar tu salud en lugar de obtener beneficios. Por ello, antes de tomar vitaminas es mejor consultar con un especialista.

Tal y como hemos adelantado, la astenia primaveral afecta  a la secreción de melatonina, que es la hormona encargada de inducir el sueño. Por eso se producen alteraciones del mismo, dificultando su conciliación y haciendo que sea menos reparador de lo necesario. ¿Te preguntas que puedes hacer ante esta situación?

– Cenar al menos una hora antes de acostarte.

– Mantener el número de horas de sueño diario en torno a las 7-8 horas.

– Acondicionar el dormitorio con una temperatura adecuada.

– Bajar las persianas para evitar que entre luz.

astenia primaveral

 Consejos para afrontar la alergia en primavera

Con la llegada de la primavera además de los síntomas expuestos, también las alergias aumentan. Para algunas personas la llegada de la de la floración, de la astenia primaveral y de los brotes de alergia van de la mano.

¿Tienes alergia al polen y con la astenia primaveral empeora? Opta por mantener las puertas y ventanas de tu casa cerradas la mayor parte del tiempo. Y aprovecha el mediodía, momento en el que la polinización decae, para ventilar y renovar el aire 5-10 minutos.

También es importante mantener las ventanillas cerradas si viajas en coche. Además de utilizar un filtro de polen en el aire acondicionado.

Evidentemente será mejor que evites las zonas verdes como jardines o parques, donde se suelen concentrar un gran número de flores y plantas. En el caso de que desees hacer actividades deportivas al aire libre, es fundamental que vigiles los niveles de polinización.

Para evitar lo ácaros del  polvo, puedes utilizar aspirador en lugar de escoba para la limpieza del hogar. Además, antes de dar “la bienvenida” a la primavera, elimina las cortinas y alfombras que acumulen polvo. Tender la ropa dentro de casa para evitar que con la humedad se impregne de polen también te resultará de ayuda.

A pesar de que la mayoría de alergias que empeoran con  la astenia primaveral producen rinitis o estornudos, otras se manifiestan en la piel. Con la llegada del buen tiempo se suele estar más en el exterior y estamos más expuestos a los cambios de temperatura, que pueden causar brotes atópicos, picores y sequedad de la piel.

Si deseas evitar que esto suceda es recomendable hidratar tu piel varias veces al día con lociones específicas para su cuidado. También te será útil utilizar ropa de algodón holgada y usar agua no muy caliente en la ducha.

¿Necesitas más información sobre alergias? En Clínica Indautxu somos expertos en alergología. Podemos asesorarte, además de emitir un diagnóstico y proponerte el mejor tratamiento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.