CIRUGÍA ESTÉTICA

 

LIPOSUCCIÓN

 

La liposucción es una técnica quirúrgica para eliminar depósitos de grasa inestéticos de determinadas áreas del cuerpo, incluyendo cara y cuello, brazos, tronco, abdomen, nalgas, caderas y muslos, rodillas pantorrillas y tobillos.

La liposucción no es un sustituto de la reducción de peso, sino un método para eliminar depósitos localizados de tejido graso que no responden a la dieta o el ejercicio. La liposucción puede ser realizada como un procedimiento primario para mejorar el contorno corporal, o en combinación con otras técnicas quirúrgicas, como lifting facial abdominoplastia, o lifting de m muslos, para tensar la piel relajada y estructuras de soporte. El mejor candidato para una liposucción es el individuo de peso relativamente normal que posee un exceso de grasa en áreas determinadas del cuerpo.

Una piel firme y elástica lleva a un mejor contorno final después de la liposucción. La piel colgante no se readapta por si misma al nuevo contorno, y puede requerir técnicas quirúrgicas adicionales para eliminar y tensar el exceso de piel. Las irregularidades del contorno corporal debidas a estructuras diferentes de la grasa no pueden ser mejoradas con liposucción. La liposucción por si misma no mejora las áreas de piel irregular conocida como “celulitis”.

Hay una variedad de técnicas diferentes usadas por los cirujanos plásticos para la lipectomía asistida por succión y los cuidados tras la cirugía. Su cirujano puede recomendarle el extraer una unidad de su propia sangre que podría ser utilizada si fuera necesaria una transfusión sanguínea después de la cirugía.

ABDOMINOPLASTIA

La abdominoplastia es un procedimiento quirúrgico que elimina el exceso de piel y tejido grado del abdomen medio y bajo, y que tensa los músculos de la pared abdominal. La abdominoplastia no es un tratamiento quirúrgico del sobrepeso. Los individuos obesos que tienen intención de perder peso deben posponer cualquier clase de cirugía del contorno corporal hasta que sean capaces de mantener su pérdida de peso.

Hay varias técnicas diferentes de abdominoplastia. Puede combinarse con otras formas de cirugía del contorno corporal incluida la liposucción, o puede realizarse al mismo tiempo que otras cirugías electivas.

GINECOMASTIA

La ginecomastia es el aumento de tamaño de la mama masculina. El tratamiento quirúrgico consiste en la extirpación del tejido desarrollado en exceso (mastectomía subcutánea). En los casos más severos es necesario también eliminar el exceso de piel que se ha desarrollado. A veces, además, es preciso corregir la posici—n del complejo areola-pezón. Habitualmente se deja un drenaje en cada mama que se suele retirar a las 24-48 horas. Es necesario realizar un vendaje compresivo en el tórax durante un tiempo variable que oscila entre 1 y 4 semanas.

Es consecuencia segura de esta operación la aparición de una cicatriz visible, de longitud variable, en la zona operada. Habitualmente esta cicatriz adquiere un aspecto fino y pálido con el paso de los meses, aunque en raras ocasiones puede permanecer enrojecida y abultada durante mucho tiempo, fenómeno que se conoce como cicatriz hipertrófica o queloide. El desarrollo de esta cicatriz anormal no es posible predecirlo de antemano.

LABIOPLASTIA  (Reconstrucción labios menores)

La Labiplastia o reconstrucción de los labios menores, que se presentan excesivamente grandes, y/o asimétricos desde el nacimiento o dañados por cirugías previas, partos o la edad.

Esta intervención se realiza principalmente por motivos estéticos también por motivos funcionales como ensanchamientos, dilataciones, molestias.

 

MAMOPLASTIA DE AUMENTO (Aumento de Mama)

La mamoplastia de aumento es una operación quirúrgica destinada a aumentar el tamaño de las mamas, por una serie de motivos: Para mejorar el contorno corporal de la mujer, la cual por razones personales considera demasiado pequeño el tamaño de su pecho. Para corregir una pérdida en el volumen mamaria después de un embarazo. Para equilibrar el tamaño de las mamas, cuando existe una diferencia significativa entre ellas. Como técnica reconstructiva en determinadas situaciones. La forma y el tamaño de las mamas previas a la cirugía pueden influir tanto en el tratamiento recomendado como en el resultado final. Si las mamas no tienen el mismo tamaño o forma antes de la cirugía, es poco probable que sean completamente simétricas después.

Existen varios tipos de implantes: Rellenos de gel de silicona, rellenos de suero fisiológico, rellenos de lípidos, etc.; deberá consultar con su cirujano plástico el más adecuado para cada caso individual. El aumento de la mama se consigue implantando una prótesis ya sea detrás del tejido mamario o debajo de los músculos torácicos. Las incisiones se realizan de forma que las cicatrices resulten lo más invisibles que sea posible, habitualmente por debajo de la mama, alrededor de la parte inferior de la areola, o en la axila. El método de implantación y la posición de la prótesis dependerá de sus preferencias, su anatomía y la recomendación de su cirujano.

MAMOPLASTIA DE REDUCCIÓN (Reducción de Mama)

Las mujeres que poseen unas mamas grandes pueden experimentar una serie de problemas derivados del peso y tamaño de las mamas, como dolor de espalda, cuello y hombros, e irritación cutánea. La reducción mamaria se realiza habitualmente para mejorar estos síntomas más que para mejorar el aspecto de las mamas. Las mejores candidatas son las mujeres suficientemente maduras para comprender el procedimiento y tener expectativas realistas acerca del resultado.

Existen varias técnicas quirúrgicas diferentes utilizadas para reducir y dar forma a las mamas. Existen tanto riesgos como complicaciones asociadas a la reducción mamaria.

MASTOPEXIA (Elevación Mamaria)

La elevación de las mamas o mastopexia es un procedimiento quirúrgico que levanta y da forma a las mamas caídas. Diversos factores como embarazos, lactancia, cambios de peso, envejecimiento, y gravedad producen cambios en la apariencia de las mamas. Conforme la piel pierde su elasticidad, las mamas pierden con frecuencia su forma y empiezan a caer. La elevación mamaria o mastopexia es una operación realizada por cirujanos plásticos para levantar y dar nueva forma a las mamas caídas. Esta intervención puede reducir también el tamaño de la areola (la piel más oscura alrededor del pezón). Si sus mamas son pequeñas o han perdido volumen después de los embarazos, unas prótesis mamarias implantadas en conjunto con la mastopexia pueden incrementar tanto la firmeza como el tamaño.

La mejor candidata para una mastopexia es una mujer sana y emocionalmente estable que tiene expectativas realistas sobre lo que este tipo de cirugía puede conseguir. Se pueden elevar mamas de cualquier tamaño, pero los resultados pueden no ser tan perdurables en las mujeres con mamas grandes y pesadas. La mastopexia deja cicatrices permanentes y visibles en las mamas. Existe una variedad de técnicas quirúrgicas distintas para dar forma y elevar las mamas.

RECONSTRUCCIÓN MAMARIA

La reconstrucción mamaria es un procedimiento quirúrgico destinado a crear un nuevo seno tras la mastectomía. Existen diferentes técnicas de reconstrucción mamaria que pueden clasificarse básicamente según: El momento de la reconstrucción, en inmediatas o diferidas. El modo de reconstrucción, en antólogas (con tejidos propios, generalmente del abdomen o de la espalda) o mediante expansores o prótesis. La indicación tanto del momento como del modo de reconstrucción depende de múltiples factores como la calidad de la piel, la existencia o no de radioterapia previa o posterior, la edad de la paciente, su constitución, su estado general de salud, el tamaño y la forma de la mama sana, etc. Estos puntos deben ser explicados y discutidos por su cirujano plástico. La mayoría de las técnicas de reconstrucción se llevan a cabo en varios tiempos quirúrgicos.

En el primero o primeros se persigue devolver el volumen y la forma. Posteriormente son frecuentes los retoques o refinamientos. En muchos casos es conveniente operar también la mama sana para lograr la mayor simetría con el seno reconstruido. En general se realiza en último lugar la reconstrucción de la areola y el pezón. Para ello existen de nuevo diversas técnicas (injerto de pezón de la mama sana y tatuaje de la areola, reconstrucción del pezón con tejido local e injerto de la areola con piel de la ingle, etc). Su cirujano le explicará la más apropiada para su caso.

RETIRADA DE IMPLANTES MAMARIOS

La retirada de implantes mamarios que han sido colocados por motivos estéticos o reconstructivos es una operación quirúrgica. Puede realizarse como procedimiento aislado o en combinación con otras técnicas como: Extirpación del tejido cicatricial que rodea la prótesis. Biopsia mamaria. Extracción del gel de silicona fugado del implante. Aumento mamario secundario. Elevación mamaria (mastopexia).

Los implantes que están dañados o rotos no pueden repararse por lo que se recomienda su retirada o reemplazo. Existen opciones en cuanto al tipo de anestesia, general o local, para la retirada de la prótesis mamaria. Existe la posibilidad tanto de riesgos como de complicaciones asociados a esta intervención.

BLEFAROPLASTIA (Cirugía de los Párpados)

La blefaroplastia es un procedimiento quirúrgico cuyo fin es eliminar el exceso de piel y músculo de los párpados, tanto superiores como inferiores, así como el tejido graso subyacente. La blefaroplastia puede mejorar la piel flácida y las bolsas, y puede ayudar a mejorar la visión en personas mayores que presentan un exceso importante de párpado superior que cae sobre la pupila. Aunque puede crear un pliegue en el párpado superior de un ojo de tipo asiático, no borrará la evidencia de los rasgos raciales o étnicos. La blefaroplastia no elimina las “patas de gallo” u otras arrugas, ni las “ojeras” oscuras, así como tampoco levanta unas cejas caídas.

La blefaroplastia es diseñada individualmente para cada paciente, dependiendo de sus necesidades particulares. Puede realizarse de forma aislada para los párpados superiores, inferiores o ambos, o en combinación con otros procedimientos quirúrgicos sobre ojos, cara, cejas o nariz. La cirugía de los párpados no puede detener el proceso de envejecimiento, pero puede, sin embargo, disminuir el aspecto de piel flácida y bolsas en la región de los párpados.

RINOPLASTIA (Cirugía de la Nariz)

La cirugía de la nariz (rinoplastia) es una operación realizada con frecuencia por los cirujanos plásticos. Este procedimiento quirúrgico puede producir cambios en el aspecto, estructura y función de la nariz. La rinoplastia puede reducir o aumentar el tamaño de la nariz, cambiar la forma de la punta, estrechar la anchura de las alas, o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior. Esta operación puede ayudar a corregir defectos de nacimiento, lesiones nasales, y algunos problemas respiratorios. No existe un tipo universal de rinoplastia que cubra las necesidades de cada paciente. La cirugía de rinoplastia se diseña para cada paciente, dependiendo de sus necesidades.

Las incisiones pueden hacerse por dentro de la nariz, o disimuladas en lugares poco visibles de la nariz cuando se realiza una rinoplastia abierta. Puede realizarse cirugía nasal interna para mejorar la respiración al tiempo que una rinoplastia. El mejor candidato para este tipo de cirugía es el individuo que busca la mejoría, no la perfección, en el aspecto de su nariz. Además, tener expectativas realistas, buena salud y estabilidad psicológica son características importantes en un paciente que considere una rinoplastia. La rinoplastia puede realizarse en conjunto con otras cirugías.

OTOPLASTIA (Cirugía del Oído)

Existen diferentes técnicas de otoplastia y su indicación varía según el tipo de deformidad. En general consiste en tallar y modelar el cartílago auricular. En algunas malformaciones es necesario tomar injertos de cartílago de la oreja sana o de las costillas.

LIFTING FACIAL (Ritidectomía)

El lifting o estiramiento facial o ritidectomía es un procedimiento quirúrgico para mejorar los signos visibles de envejecimiento de la cara y el cuello. Conforme el individuo envejece, la piel y los músculos de la región de la cara empiezan a perder tono. El lifting facial no puede detener el proceso de envejecimiento, pero puede mejorar los signos más visibles del envejecimiento mediante el tensado de las estructuras más profundas, la readaptación de la piel de la cara y el cuello, y la extirpación de áreas seleccionadas de grasa.

Un lifting facial puede realizarse aisladamente, o en conjunto con otros procedimientos, como un lifting de cejas (frontal) liposucción cirugía de los párpados, o cirugía nasal. El lifting facial se individualiza para cada paciente. El mejor candidato para un lifting facial es el que tiene una cara y cuello que han empezado a relajarse, pero cuya piel tiene elasticidad y cuya estructura ósea está bien definida.

CIRUGÍA CAPILAR

Para corregir los problemas de la calvicie, la solución más natural y satisfactoria es el autoinjerto capilar. Consiste en transplantar pelo del propio paciente de las zonas del cuero cabelludo en las que el pelo nunca cae. Luego se van tallando los microinjertos (uno a uno) o miniinjertos (3 a 5 pelos), según el número de folículos pilosos que contengan o bien combinando ambos procedimientos. A continuación en la zona calva se practican pequeños orificios receptores de aproximadamente 1 mm. dentro de los cuales se depositan los injertos uno por uno con una lente de aumento.

Este procedimiento se practica bajo anestesia local, sin ingreso en la clínica. El paciente puede retomar su actividad normal en 48 horas. El pelo crece de forma natural a partir de los quince días hasta los dos meses. Puede requerir varias sesiones hasta conseguir la densidad deseada. Las ventajas de este tratamiento son: Rápido Definitivo Aspecto natural Crece fuerte y sano Se puede cortar y peinar normalmente.

EXTIRPACIÓN DE VARICES

Las varices son la dilatación y tortuosidad permanente de las venas superficiales que se localizan más frecuentemente en los miembros inferiores. Es una patología que afecta exclusivamente al género humano y hasta la fecha no ha sido posible identificar una única causa de las mismas. Las mujeres padecen varices con una incidencia tres veces mayor que los hombres debido a causas genéticas y hormonales. Su origen es multifactorial con la participación de antecedentes familiares, embarazos, permanecer de pie durante períodos prolongados, etc.

Además de las varices, los pacientes suelen quejarse de otros síntomas como dolor, pesadez, calambres e hinchazón de las piernas que constituyen el cuadro de insuficiencia venosa crónica. La Safenectomía consiste en la retirada de las venas varicosas que comprometen los ejes safenos o sus territorios. Se realiza con anestesia epidural y a través de incisiones mínimas. Es necesario un día de internación.

CONTACTO

logo-clinicaindautxu